domingo, 24 de junio de 2018

LUSH: THE SACRED TRUTH



Si te digo que siento mucha curiosidad por las mascarillas frescas de Lush no diría nada nuevo ya que existen diferentes tipos para las diferentes necesidades de nuestra piel, pero la realidad es que el rostro necesita ciertos cuidados para mantener la hidratación, elasticidad, luminosidad... Por lo que una ayuda nunca viene mal y esta mascarilla llamada Sacred Truth es esa pequeña ayuda.





Esta mascarilla facial repleta de nutrientes esta más enfocada a pieles secas y maduras, pero aunque no es mi caso, recurrí a ella por la deshidratación y falta de luminosidad a la que en determinadas épocas del año o simplemente porque mi piel hace lo que quiere cuando le apetece, necesito unos cuidados extras.

De consistencia algo densa y con pequeños trozos de papaya, se extiende fácilmente (aunque es curioso que nunca llega a absorberse); y es que debemos aplicar una capa generosa por todo el rostro evitando el contorno de los ojos y dejar actuar unos 10 a 15 minutos (suelo dejarla unos 20 minutos). 
Podemos retirar con agua tibia, pero cuesta deshacerte de ella por lo que suelo utilizar una muselina o esponja para ello.




➷Ingredientes:

Miel, Glicerina, Caolín, Talco, Papaya Fresca (Carica papaya), Yogur de soja, Gel de Bentonita, Aceite Orgánico de Onagra (Oenothera biennis), Lanolina, Manteca de Karité de Comercio Justo (Butyrospermum parkii), Aceite de Coco Virgen Extra, Huevos Camperos Orgánicos Frescos, Aceite de Ylang Ylang (Cananga odorata), Absoluto de Rosa (Rosa damascena), Aceite de Lavanda (Lavandula angustifolia), Aceite de Palo de Ho (Cinnamomu camphora), Zumo Fresco de Hierba (Triticum vulgare), Raíz de Ginseng Orgánico en Polvo (Panax ginseng), Té Verde en Polvo, Hoja de Ginkgo en Polvo, Polen de abeja, *Benzyl Benzoate *Citronellol *Eugenol *Farnesol *Geraniol *Limonene *Linalool Perfume.

Miel: Limpia poros e impurezas además de hidratar y nutrir la piel.
Glicerina: Atrae y atrapa la humedad.
PapayaElimina las células muertas y ofrece hidratación a la dermis.
Manteca de Karité: Con grandes propiedades hidratantes, calma la piel seca y sensible.
Aceite de Coco: Ayuda a proteger la piel de los rayos UV y los radicales libres, evitando la aparición de arrugas y manchas.
Raíz de Ginseng Orgánico: Mejora la elasticidad de la piel.
Té verde: Previene el envejecimiento prematuro y ayuda a desinflamar la piel.





Mi experiencia:

Definitivamente si tu piel es seca, deshidratada, madura, sensible, mixta... Y necesitas una cura de hidratación para tu rostro sin aportar grasa a la piel, esta es tu mascarilla. Además, ejerce una exfoliación muy ligera, pero si tienes alguna heridita a causa del acné, sol... Notaras una ligera picazón.

Eso si, si eres sensible a los olores, tiene una fragancia peculiar. No sabría si es por los huevos camperos o por la mezcla entre lavanda, rosa, yogur de soja... O por todo ese mixto de ingredientes, pero no es un olor fácil de describir, ni excesivamente agradable.

Es la segunda que utilizo ya que en invierno, el frío tan intenso de mi ciudad o los veranos tan calurosos hacen que se resienta la piel, y aunque al principio no estaba muy segura por mi piel mixta/grasa y cada vez con menos acné, tenia pánico a sufrir algún brote, aportar más grasa al rostro, bloquear los poros... Pero la realidad es que ayuda a estimular la circulación sanguínea, eliminar la piel muerta, nutre y aportar un ligero brillo.

Por cierto, al ser una mascarilla fresca hay que mantenerla en el frigorífico para que mantenga todos los ingredientes en perfecto estado, pero aún así, tiene una "vida útil" muy limitada (4 semanas). Así que recuerda no tirar los botes negros y con 5 recibirás una mascarilla fresca en Lush.



Contiene 75 g y su precio es de 9,95€ 


Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...