lunes, 25 de febrero de 2019

RELACIONES TÓXICAS AMOROSAS

relaciones-toxicas-amorosas-bimbaysuscosas.com.jpg


Es posible que en algún momento de nuestra vida hayamos topado con personas tóxicas, ya sea en el trabajo, relaciones afectivas, familiares... Y es que las relaciones cambian, evolucionan, se estancan... A veces el amor nos envía a alturas elevadas y felices de las que nunca queremos bajar, pero el mismo corazón desde la euforia nos puede hacer tropezar y caer en lo más tóxico.





Qué es una relación tóxica?!

Una relación tóxica envenena tu autoestima, tu felicidad y la forma en que te ves a ti misma y al mundo.
No tiene porque empezar mal, pero si se pueden convertir los sentimientos en mal-sanos.

Cómo sé que estoy en una relación así?!

Ser consciente de que estas en una relación así y salir de ella no suele ser fácil porque intentamos que la persona y la situación cambie, pero a grandes rasgos una relación tóxica se define por la consistencia, la intensidad y el daño que nos causa continuamente.

Algunos ejemplos:
Te sientes mal todo el tiempo: Ese sentimiento de irte a dormir y despertarte igual de mal, te sientes apagada, como que te está chupando toda la energía e incluso se manifiesta de forma física como si estuvieras cansada todo el día, se te olvidan las cosas... Es una forma de estrés que puede generar en problemas de ansiedad, depresión, ataques de pánico, falta de concentración... E incluso problemas digestivos, acné, caída del cabello, irritabilidad, problemas cardiovasculares...
No es realista esperar ser feliz en cada momento de tu relación, pero en general, esta persona debería hacerte más feliz.

Falta de respeto: El respeto es uno de los pilares más básico en una relación. Si te ridiculiza frente a otras personas tratando de avergonzarte o dejarte en evidencia, te genera dudas sobre ti misma y verbalmente te machaca, es muy posible que en momentos en los cuales te haga un comentario "positivo" para ti sea un autentica triunfo, pero no, este es un comportamiento infantil utilizado en un intento de manipular y controlar la situación.
Y si tampoco respeta tu privacidad porque lee tu correo electrónico sin permiso, tus mensajes de WhatsApp o revisa tu teléfono en secreto, o insistir en que le permitas hacerlo en cualquier momento... Se trata de un comportamiento tóxico.
A veces nos sentimos bien pensando que la otra persona tiene celos y eso es un síntoma de que nos quiere muchísimo, pero no es así. Llega un momento en el cual estas trabajando constantemente para asegurarle que solo tienes ojos para él/ella.

Evitas decir o hacer lo que sientes por no molestar a la otra persona: Todos tenemos necesidades de sentirnos entendidos y apoyados por la otra persona, pero cuando dejas de hacer cosas que te gustan, dejas de ser tu, de vestir de una manera determinada, siempre que quedas con tus amigos esta el/ella o directamente no sales para que no se moleste contigo... Aún si intentas hablar de tus necesidades y sientes que te ignora, burla, te genera inseguridad, se hace el ofendido, e incluso sin decírtelo directamente, hace que te replantees cosas que antes no, estas entrando en un comportamiento codependiente. 

No se esfuerza: Una relación es cosa de dos y en el momento que no se esfuerza en estar contigo, no está en los momentos que son importantes para ti, no te justifiques con que ese es su carácter. 
Es agotador tener que hacerlo todo; por eso asegúrate de no ser la única que contribuye a las actividades cotidianas o la visión a largo plazo de la relación.

Cuando "no" se convierte en algo malo: Decir "no" en una relación no es malo, ya que una pareja sana entenderá que no estas de acuerdo o no te puede gustar lo mismo que a el, incluso se puede molestar, pero ese conflicto no puede terminar en discusión y para que eso no ocurra, ceder siempre por miedo a que se lo tome mal. 

Comportamiento pasivo-agresivo: Se trata de un ataque indirecto de cobardes que sutilmente se disfraza de otra cosa. 
Cuando le preguntas qué te pasa y te responde con nada y después te castiga con un tratamiento silencioso, en algún momento hará algo premeditado que sabe que te molesta/duele, pretenden ser una victima dando pena constantemente por problemas de salud, familiares haciéndose los mártires explotando tu bondad, pena o instinto de protección... Hasta diciendo una cosa y haciendo otra, como decir que si que cambiaran, que harán todo lo posible para que la relación funcione, pero los días pasan y todo sigue igual o peor... Solo tiene un propósito, ganar influencia sobre ti, desequilibrarte, transmitirte a través del silencio y retener el afecto de que no están contentos con algo que hiciste y te castiga con ello.

Si estás mal, yo estoy peor: Asimismo si eres tu quien necesita apoyo, el enfoque siempre estará en la otra persona. 
Por ejemplo, "Sé que estas enferma y casi no te puedes levantar de la cama pero es que yo no puedo más, todo me toca hacerlo a mi y no tengo tiempo ni para mi, así que me voy a ver el fútbol". 
Aunque no tengas el control de todos los aspectos de tu vida y las cosas se derrumben, esta persona te debería dar estabilidad, ayudar a reconstruir y dar la esperanza de que las cosas pueden ser de la manera que crees que deberían ser.
Y es que si esta persona saca a relucir tu peor yo, no eres lo suficiente buena...  No permitas que te derribe: Eres lo suficientemente buena y alguien por ahí podrá verlo. Confía en ti.

Mentiras/excusas: Mentir y engañar mina la confianza de cualquiera y duele enterarte de que esa persona no ha sido lo suficiente sincera como para contarte determinadas cosas o/y que siempre esta poniendo excusas por su comportamiento, porque está cansado, no le cae bien tus amigos o familia, su falta de empatía, odio en sus comentarios... Si no tienes confianza en una relación, literalmente no tienes nada que valga la pena mantener.

Abuso físico o verbal (e incluso ambos): Si esto te resulta familiar, es una bandera roja y el momento de actuar. 
Si es cruel, desagradable, y va a por la yugular con sus palabras, se siente bien haciéndote llorar... Esa es una forma de abuso verbal.
Si sientes que estás en peligro físico, tienes que involucrar a las autoridades o llamar al 016 si estás en España, ya que es un número de teléfono gratuito el cual no queda registrado.
Un abuso físico puede incluir: Golpear, morder, abofetear, patear, tirar objetos, empujar, usar un arma o tener sexo forzado. El abuso físico a menudo aumenta gradualmente, comenzando con el abuso emocional. Un incidente de una sola vez podría ser una señal de advertencia de futuros abusos.
Si el daño es emocional o mental, tendrás que decidir si es factible solucionar el problema ya que suele desencadenar en traumas o depresión, pero la ayuda de un médico/psicólogo o la ayuda de una persona de confianza es esencial para salir cuanto antes. 


La única solución en estas situaciones es dejar ir y salir tan pronto como sea posible.

Image and video hosting by TinyPic

6 comentarios:

  1. Desgraciadamente hay demasiadas relaciones de este tipo. En alguna de las cosas que comentas me siento reflejada. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Un tema muy interesant, me han gustado las pautas para identificar que has dado.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Te da que pensar, y no te voy a negar que no he reconocido alguno de esos comportamientos. Gracias por el post, de lo más interesante!
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Un post interesante, gracias por la informacion
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Una entrada muy bien enfocada y explicada. Me ha gustado mucho el enfoque que le has dado y como has ido poniendo ejemplo. Bsts

    ResponderEliminar
  6. Un post buenísimo. Es importante conocer bien estos temas para poder saber si una relación es tóxica. Por desgracia hay muchas relaciones de este tipo hoy en dia, y el que la padece suele no ser consciente de ello.
    Un besito.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...