viernes, 8 de junio de 2018

OMOROVICZA CLEANSING FOAM



Descubrí este limpiador facial de Omorovicza gracias a una suscripción mensual a una cajita de belleza. Era un tubito de 30 ml que me duro unos dos meses, pero desde entonces se ha ganado un puesto muy importante dentro de todos los limpiadores faciales que he utilizado hasta el momento; y es que aunque la cosmética Coreana está muy de moda, la cosmética Húngara tampoco se queda atrás





La marca Omorovicza fue fundada en 2006 en Budapest por el matrimonio Stephen y Margaret de Heinrich de Omorovicza, los cuales descubrieron los beneficios de las aguas termales de Hungria (con más de 100 fuentes termales ricas en minerales solo en Budapest).
Han sido pioneros en un concepto llamado cosmetología mineral, que combina la hidroterapia térmica y la investigación científica sobre la bio-disponibilidad de los minerales (a grandes rasgos resolvieron como convertir los minerales. Estos son excelentes para la piel, pero al ser tan grandes no pueden ser absorbidos completamente por la epidermis).




Se trata de una espuma limpiadora de color azul con una fragancia muy sutil (flor de azahar) que tele-transporta a un spa, con un envase a rosca completamente blanco que luce un delicado abanico azul de pavo real: "Un signo de belleza y nobleza".

 Su formula libre de sulfatos elimina restos de maquillaje e impurezas purificando y refrescando el rostro sin eliminar la humedad de la piel.
El Gluconato de Cobre desintoxica, regula la producción de sebo, atenúa las manchas en la piel y tiene un efecto astringente para regular los poros.
El extracto de Lupino Blanco energiza y revitaliza la piel.
La Pectina de Manzana proporciona una hidratación duradera y mejora la flexibilidad.
 El Agua termal Húngara es su ingrediente clave. A través de la transferencia de minerales patentada de la marca, los minerales pueden penetrar en la piel
Y por último, un sistema de administración patentado Hydro Mineral Transfer ™ de Omorovicza el cual deja la piel más firme, flexible y joven.

Apta para todo tipos de pieles, incluso sensibles.




➴Ingredientes:

Aqua (agua termal húngara), glicerina, isetionato de cocoilo de sodio, sorbitol, sulfosuccinato de laurilo disódico, cloruro de sodio, fenoxietanol, extracto de ferm de Saccharomyces (agua termal húngara), limoneno, goma de xantano, perfume (Parfum), gluconato de cobre, linalool, etilhexilglicerina, EDTA disódica, extracto de fruta Pyrus Malus (manzana), fosfolípidos, fermento proteico Chlorella vulgaris / Lupinus Albus, pectina.

Sin parabenos, sin gluten y un 91% libre de conservantes que causan alergias comunes.




Mi experiencia:


 Las instrucciones dicen que se use una cantidad del tamaño de una perla, pero utilizo un dispositivo de limpieza según el día como puede ser Clarisonic o Foreo, incluso necesito menos; Y es que ya sea con la cara húmeda o seca, este limpiador se extiende con mucha facilidad y se convierte en más espumoso cuando entra en contacto con el agua. Se enjuaga fácilmente sin dejar una sensación tirante o seca en el rostro

Generalmente suelo utilizar este limpiador tanto de mañana como de noche. Por ejemplo, por la mañana siento que refresca la piel y por la noche después de retirar el maquillaje con agua micelar o con algún aceite, es el segundo paso que necesito para sentir que la piel esta limpia al 100% (incluso elimina un maquillaje ligero). Eso si, para obtener resultados óptimos, es mejor aclarar con agua tibia.

La única pega que pondría a este limpiador facial seria su tamaño. Es de 150 ml y teniendo en cuenta que se necesita una mínima cantidad para el rostro y cuello y que su vida útil es de 9 meses abierto, hace que sienta que voy a desperdiciar producto.

En general, es un limpiador muy agradable que me gusta mucho. Me ha sorprendido su textura, completamente diferente a cualquier limpiador que he utilizado. Es como más densa, pero cremosa (gel/bálsamo). 

Si me preguntases si realmente vale la pena su precio, te podría decir que hay limpiadores faciales de venta en farmacia con resultados muy parecidos, pero... Su textura, fragancia, ingredientes... Hacen que solo por esa experiencia, se convierta en un producto de lujo.

Realmente siento que deja la piel limpia y sin ningún residuo. Equilibra la producción de sebo, refresca y en una piel mixta la sensación final es de un rostro hidratado y suave.  



Contiene 150 ml y su precio es de 60€



Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...